• Spotify, Deezer, Rdio y desde la semana pasada, Google Music. ¿Son los servicios de música en internet el futuro de la industria o un mero parche?
  • Los músicos españoles intentan desgranar el futuro de plataformas como Spotify.
Sólo hace falta ganar dinero. La oferta de servicios que nos permiten escuchar a bajo coste (o incluso gratis) toda la música que queramos a través de internet es cada vez mayor. Plataformas como Spotify, Deezer y la nueva apuesta de Google, Music, se presentan como el futuro de la industria musical, pero no dejan de formar parte de un mercado cada vez más masificado y ninguna de ellas es aún rentable para bandas y discográficas.¿Son el futuro de la industria musical o un mero parche? Los artistas españoles intentan desgranar el futuro de estas plataformas centrándose en un medio como Spotify, claro líder del mercado, mientras se quejan de los rendimientos económicos que obtienen."Spotify es un chollo, un gran chollo, pero es un chollo porque a los músicos se les pagan cantidades ínfimas". Alberto Jiménez, vocalista de Miss Caffeina, una de las formaciones españoles más alabadas del momento y que en este momento acaba de iniciar la gira de presentación de su segundo álbum, considera que la plataforma de streaming "es más repercusión que beneficio", "porque hay mucha gente que no paga y escucha toda su música solo en Spotify".

  • El grupo de Granada vuelve a primera línea con un crudo retrato de una ruptura sentimental.
  • 'Impronta' es el quinto trabajo de una de las formaciones españolas más exitosas.
A Lori Meyers le ha dejado plantado la novia. El grupo de pop guitarrero ha decidido hacer del diario de una ruptura sentimental su esperado quinto trabajo. Una nueva parada dentro de un largo viaje que comenzó imitando a Los Planetas y ha dado lugar a una de las formaciones españolas más exitosas y particulares de los últimos años.Alomartes fue el bálsamo contra las rupturas, un pequeño pueblo a unos 30 kilómetros de Granada donde la banda decidió dar forma a su Impronta de canciones de pop guitarreras con sintetizadores y ecos de los sesenta. "Después de llegar de una larga gira y sin nuestras novias, con el mundo de lado, pensamos en retirarnos e irnos lejos. Así fue como acabamos en un hotel rural tumbados en un sofá y bebiendo cerveza", relata Antonio López, Noni, vocalista y guitarrista de la formación.