Hace poco más de cincuenta años la voz de una joven compositora francesa se convertía en el referente de una generación que buscaba cambiar las normas establecidas en el mundo. Canciones como Tout les garçons et les filles marcaron una época. Y el nacimiento de un icono imprescindible para entender la música pop.Cuesta no acordarse de un mito como François