Cathedrals

¿Cómo podemos definir su sonido de manera sencilla? Canciones sustentadas en sinuosos cambios de ritmo y combinaciones imposibles. Instrumentos diferentes, influencias electrónicas y ante todo, un impresionante conocimiento de las últimas tendencias musicales, que representan. No son bandas fáciles, no hace falta. Pocas formaciones son capaces de emocionar tanto con su música.

Tres esperados trabajos. El envolvente debut de los británicos alt-J era fascinante (uno de los mejores trabajos de los últimos años). La continuación vuelve a sorprender. La factura de pop electrónico del recién estrenado debut del dúo californiano Cathedrals emociona. Y sólo falta por estrenarse el esperado debut de Polarsets. Diez días. A tenor de los adelantos, las expectativas son enormes.

alt-J, ¿la banda que más expectación genera en la actualidad? La formación debutó hace tres años con un disco (álbum del año en el Reino Unido) lleno de coros envolventes que surgen entre tímidas guitarras, teclados que aparecen y desaparecen, percusiones y una tímida voz. Una espectacular amalgama de estilos e influencias en cada canción (desde los cuartetos vocales a la electrónica más minimalista) que sorprende creando un universo musical único. Lejos de estancarse, alt-J vuelve con la epopeya musical This Is All Yours. Un álbum conceptual que supone un viaje a través de los parajes de la región de Nara (capital del Japón medieval). De hecho, canciones como Choice Kingdom o el pequeño avance melódico de Garden of England nos transportan a la edad media.

El disco comienza con el viaje a Nara (después de una pequeña introducción). Un canción sustentada en una ligera guitarra, un pequeño piano e instrumentos de cuerda con una voz que en ningún momento sobresale. La llegada a Nara es una de las joyas del nuevo trabajo (apoteósico final a varias voces). Every Other Freckle es más guitarrera pero sorprende con la inclusión de coros exóticos y una particular flauta travesera a mitad de la canción manteniendo una de las señas de identidad de la banda, su sonido no tiene barreras.

Left Hand Free se acerca al rock clásico de los setenta (una de las canciones más sorprendentes del año) y Hunger Of The Pine, con un sample de Miley Cirus (sí, de Miley Cirus), es un tema tenso y sinuoso que gana con las escuchas. Y Todavía encontramos canciones como la épica a dos voces (colaboración femenina incluida) de Warm Foothills. Su estribillo parece religioso, místico… pero a la vez da la sensación de estar escuchando algo nuevo, actual. El viaje musical a Nara es único.

No hace falta abandonar la edad media para descubrir otro de los trabajos más fascinantes del año. Los primeros compases de Unbound perfectamente pueden ambientarnos épocas pasadas. Hasta que llegan los ritmos más electrónicos. El dúo norteamericano Cathedrals es toda una revelación. Un trabajo con canciones de la talla de Harlem (pop electrónico con voces ensoñadoras) o In The Dark (intensa, electrónica con toques guitarreros y un final de corte clásico ). Y sólo llevan un año componiendo canciones.

Polarsets: Música electrónica, melodías sofisticadas y un toque de ritmos tropicales que conforman uno de los proyectos musicales más interesantes de los últimos tiempos. No es una banda fácil, pero el trio londinense lleva desde 2010 enamorando a los amantes de la electrónica y a la crítica especializada con canciones como Distance o Sunshine Eyes.

¿Un nuevo fenómeno a la altura de Alt-J? Siempre es recomendable probar y escuchar canciones de la talla de Parasols, adelanto de su esperado álbum de debut. ¡Ganas de bailar!