Muse

  • Los británicos encienden un Palacio de los Deportes de Madrid a reventar
  • A lo largo de más de dos horas de carrera, repasaron las cumbres de su discografía.
En una palabra: apabullante. Los reyes del rock. Muse demuestra que tiene, si no el mejor, uno de los mejores directos del mundo. Hysteria, Time is running out, Plug in baby... la banda ha dejado grandes temas a lo largo de su carrera y lejos de centrarse en el irregular nuevo trabajo, The 2nd Law, repasaron en un extenso concierto en el Palacio de los Deportes de Madrid las cumbres de su discografía. Gran acierto.

Leonor

  • Marlango pesentaba en Madrid su último y aclamado trabajo, Un día extraordinario, en el que abandonan el inglés para dar paso al castellano.
  • Extenso concierto de más de dos horas en el que a lo largo de veinticinco temas repasaron algunos de los grandes momentos de su carrera.
La Riviera juega en las ligas mayores. Pocos grupos consiguen llenar la multitudinaria sala madrileña. Marlango no es una excepción. Aun así, algo más de media entrada (un millar de personas) para un show que la banda definía como "el concierto cumbre de la gira de presentación de Un día extraordinario", su último trabajo.Marlango tuvo muchos problemas para levantar un show que acabó rozando la perfección. El inicio es cuanto menos nefasto. Las canciones se suceden unas tras otras a gran velocidad y el público no responde, la voz de la actriz Leonor Watling queda enmarañada entre una ristra de instrumentos y para colmo, mucha gente llega tarde a la sala pensando que el concierto es a las diez y no a las nueve.

Keane

  • Keane y Coldplay visitan España con sólo cuatro días de diferencia.
  • Los líderes de las dos bandas estuvieron a punto de montar un grupo juntos antes de ser famosos.
Son dos de los grupos británicos más influyentes de los últimos años. Facturan himnos de pop melódico con los teclados por bandera y llenan estadios. Keane y Coldplay visitan nuestro país con sólo cuatro días de diferencia. Lo que mucha gente desconoce es que pudieron ser la misma banda. Sus caminos vuelven a unirse. ¿Cuál habría sido su futuro?Keane originalmente iba a llamarse Coldplay. Era el nombre elegido por su líder Tim Rice-Oxley. Estaba claro. Sólo una pega, era un nombre demasiado depresivo. En la otra punta,  Chris Martin, el carismático líder de Coldplay, en busca de componentes para dar forma a las ideas musicales que rondaban su cabeza. Y los caminos de Tim Rice-Oxley y Chris Martin se unieron así como por arte de magia.