Tops

Un mal año. Pocos lanzamientos musicales interesantes. Pocos discos llamados a trascender. Llega el momento de decidir cuál ha sido el mejor álbum de 2014. ¿Cuál elegirías tú? Hemos seleccionado cinco álbumes (sin orden) que nos han cautivado.

Alvvays – Alvvays

Aires californianos, melodías llenas de influencias de los sesenta, predilección por las guitarras ruidosas y una vocalista atractiva. La propuesta musical más refrescante de los últimos tiempos llega desde Canadá. Un fascinante debut de sólo media hora de duración que ni siquiera alcanza las diez canciones. Temas honestos, inmediatos y nada pretenciosos entre los que destacan los ritmos acelerados de Adult Diversion y la magia de Archie, Marry Me. Sin duda, la mejor canción del año.

Lana del Rey – Ultraviolence

Lana del Rey define su género como pop triste de Hollywood. ¿Y qué nos encontramos en su segundo trabajo? Tristeza. Angustia. Un álbum lleno de oscuras canciones de pop con referencias cinematográficas. Faltan los clásicos con los que la artista sorprendió tanto al público como a la crítica especializada hace sólo dos años (Video Games, Blue Jeans…), pero en su lugar encontramos un conjunto de temas que sin alcanzar la magia de su debut forman uno de los álbumes más versátiles y fascinantes del año. Las suaves guitarras de West Coast, los susurros de Brooklyn Baby, las ensoñadoras melodías de Florida Kilos

Tops – Pictures of You

Los primeros compases de Way To Be Loved son una declaración de intenciones. Un tema de pop intrigante con una voz seductora que se mueve lentamente bajo una cuidada producción y una esmerada letra. La formación canadiense Tops sorprende con su delicada factura de canciones atemporales de pop con suaves melodías de aires retro entre las que destacan temas como el ya mecionado Way To Be Loved, Sleeptaker y Outside, una balada aparentemente sencilla con la capacidad de emocionar. Posiblemente, una de las bandas más menospreciadas del panorama internacional.

Vetusta Morla – La Deriva

El fenómeno de Vetusta Morla. Pocas formaciones de nuestro país pueden presumir de colgar el cartel de entradas agotadas en todos los recintos que pisan. El camino de baldosas amarillas de la banda madrileña recorre una nueva etapa con su tercer disco. Un viaje sin concesiones a través de potentes canciones de pop con letras reivindicativas y una prodigiosa base rítmica. A diferencia de sus anteriores trabajos, el grupo factura canciones directas, sin apenas arreglos (no por ello menos sorprendentes) donde destacan la fascinante percusión de La Deriva, los ritmos tenebrosos de Fuego o los sutiles cambios de La Grieta.

Future Islands – Singles

Uno de los fenómenos del año. Un álbum de pop melódico sin fisuras con toques electrónicos y un arranque abrumador. Seasons (Waiting On You) es una canción directa, contundente sustentada en la magía de los sintetizadores y una letra capaz de desbordar sentimientos. Uno de los mejores temas de los últimos años. Si añadimos una cuidada promoción (Y la espectacular puesta escena de la banda en el popular show estadounidense de Letterman) tenemos todos los ingredientes para que un grupo formado hace casi nueve años se convierta en el fenómeno del 2014. Añade nueve canciones consistentes y capaces de brillar por sí mismas.