• Comienza a reivindicarse una generación de realizadores españoles que consideran los vídeos musicales como una forma más de contar historias.
  • Los mejores realizadores españoles como Lyona o Kike Maillo nos desvelan el secreto de su éxito.

“En el mundo de la música los presupuestos para los vídeos son bastante bajos, se suelen cubrir gastos y muy pocas veces el equipo puede cobrar. ¿La música no da dinero? Los videoclips menos, se podría decir que son como una ONG”.

Marta Puig, conocida artísticamente como Lyona, es una de las realizadoras de videoclips más deseadas y admiradas por la crítica y el público de nuestro país. Love of Lesbian, Lori Meyers o Amaral son sólo algunos de los grupos que han quedado prendados por su magia. Tiene claro que en España el nivel de los vídeos musicales en España ha subido “una barbaridad” en los últimos años. “Hay directores alumbrando cosas realmente originales con presupuestos pequeños”.

En los últimos años comienza a reivindicarse una generación de realizadores españoles que consideran los vídeos musicales como una forma más de hacer cine y contar historias. ¿Es tan importante un buen videoclip como una buena canción o un buen directo?

El catalán Kike Maillo no es sólo uno de los cineastas más prometedores de nuestro país (ganó el Goya en 2012 a la mejor dirección novel) sino que también ha firmado algunos de los mejores videoclips de los últimos años. No duda en señalar que el mercado de los videos musicales está “masificado” pero cada vez hay un “coto mayor de gente con talento”.

“Hay muchísimos más vídeoclips que nunca y eso tapa la calidad. Hace falta orden, cada día recibo muchos mails de grupos que estrenan su nuevo video”.

Videoclips ‘low Cost’

“Normalmente se trabaja con presupuestos mínimos, incluso hay veces que gastamos todo nuestro presupuesto. Si es verdad que se puede ganar dinero, pero a costa de realizar muchos videoclips y hacer producto por hacer”.

Jesús Hernández, el hombre detrás de NYSUfilms, productora de referencia en España gracias a sus vídeos gamberros de temática surrealista, compagina al igual que el resto de realizadores el mundo de la publicidad con los videoclips. “La publicidad nos permite tener cierta solvencia para hacer lo que nos gusta, los videoclips, que son amor al arte”. Como añade Maillo, los grupos “más potentes” pueden llegar a tener “un presupuesto de hasta 10.000 euros” que “muchas veces no te da más que para cubrir gastos”.

“Ruedas cosas de 15.000 euros por sólo 5.000 tirando de imaginación. ¿Videoclips ‘low cost’ (de bajo coste)? Para nada porque la gente no cobra”, aclara.

Para Diana Kunst, cuyos trabajos para Miss Caffeina o Reptile Youth le han convertido en una de las realizadoras más prometedoras de nuestro país, “sin medios y sin recursos quedamos toda queda muy limitado”. “Vivimos en un momento en el que cualquier persona puede tener acceso a una cámara que grabe vídeo y un programa para montarlo, pero la calidad tiene su precio”. Aunque como apunta Lyona siempre se puede tirar de imaginación: Si no hay dinero para decorados, los hacemos en cartulinas, si un personaje vuela, lo hacemos en stop motion… Se trata de intentar siempre el resultado más original con los menos costes posibles”.

Pese a todo, cada vez más hay más talento. ¿La edad de oro del videoclip español? Lyona duda, aunque sí considera que hay realizadores haciendo proyectos muy interesantes en España. “Se está reconociendo poco a poco el trabajo de gente como Kike Maillo y productoras como NYSU y Canadá”. Jesús es más tajante y no duda en señalar que en nuestro país no hay edad de oro porque “no hay industria”. “Simplemente hay trabajos de mucha gente con mucho talento que se adentra en el mundo de los vídeos musicales para hacerse un nombre”.

La industria española en cuatro videoclips:

Love of Lesbian – Club de Fans de John Boy: el videoclip que hace cuatro años lanzó al estrellato tanto a Lyona como a la banda catalana. La gente se identificó “a saco” con la pareja del vídeo y  quedó enganchada por la historia de la canción. Los primeros planos, las miradas hipnóticas y el ritmo frenético hicieron el resto.<br<

Manos de Topo – Es Feo: un original videoclip rodado en plano secuencia (de una tirada) cuya grabación duró diecisiete horas seguidas. “Grabamos una y otra vez todo el efecto dominó. Sólo quedó perfecta la última tirada y cuando el equipo estaba llorando de emoción descubrí que la cámara no la había grabado. Opté por callar y arreglarlo al día siguiente retocando una de las múltiples tomas realizadas”.

Love of Lesbian –  Si Tu Me Dices Ben, Yo Digo Affleck: A Jesus Hernández (NYSU) no se le  ocurrio mejor manera de plasmar el toque humorístico de los catalanes que poniéndoles consoladores en la cabeza. Un vídeo lleno de humor negro y surrealismo que es una historia completa en sí y es un claro ejemplo de todo lo que caracteriza a la productora NYSU.

Miss Caffeina – Venimos: El último videoclip realizado por Diana Kunst para los madrileños Miss Caffeina se desarrolla en un laboratorio espeluznante. En él se experimenta con seres humanos y se les extrae el corazón a las órdenes de un siniestro personaje. Una de sus asistentes, la cantante mexicana Natalia Lafourcade.