The-Raveonettes

Whip It On. El pop enmascarado en ruido. Ocho canciones (que no superan los tres minutos) grabadas íntegramente en clave de sí bemol. Voces masculinas y femeninas que se entrelazan a ritmos endiablados. Y el ruido por bandera. Attack Of the Ghost Riders, Do You Believe Her… Pocas formaciones han debutado con un trabajo tan descarado. El dúo danés The Raveonettes logró traspasar barreras con su primer proyecto. Catorce años después siguen siendo una de las bandas más interesantes y rompedoras del panorama musical internacional.

La formación no para (y lanza nuevo disco). La hiperactividad es una de sus señas de identidad. Capaces de publicar siete trabajos en catorce años y de hablar abiertamente de drogas, violaciones y suicidios en sus letras. Las claves de su sonido quedaron definidas en su segundo trabajo. Pocas canciones capturan a la perfección la sensación de estar enamorado como That Great Love Sound. Su primer gran éxito.

¿Y si repasamos su discografía? ¿Pretty In Black (2005) o In And Out Of Control (2009)? Con toda seguridad los dos mejores álbumes de la formación hasta la fecha. Y sorprendentemente su vertiente más pop. Más abierta. Menos enmascarada.

Last Dance. ‘If this is the last dance, this is the last dance, then, save it me baby’ (Si este es el ultimo baile, este es el ultimo baile, entonces guárdalo para mi cariño). Uno de los mejores temas del dúo. Un precioso y divertido cántico pop al amor bailable  extraído del álbum In And Out Of Control. El último baile. El último viaje.

Love in the Trashcan, (Pretty In Black, 2005). Sonido clásico. Aires de rock de los sesenta que pusieron a la formación en el radar de medio mundo. Un clásico.

Dead Sound. El álbum Lust Lust Lust exploraba la vertiente más oscura de la formación. Un disco lleno de distorsiones, con un pegadizo y sensual estribillo que bebe de formaciones clásicas Jesus And Mary Chain y My Bloody Valentine. Siempre enmascarando el sonido bajo capas de ruido.

She Owns The Streets. Observator (2012) carece por lo general de grandes canciones, pero funciona como álbum. She Owns The Streets es una perfecta balada. Suave, sencilla y melancólica. Funciona.

Killer in the Streets, (Pe’ahi, 2014). Su último trabajo sale a la venta este viernes 25 de julio. Su lanzamiento ha sido toda una sorpresa. El single Killer in the Streets sorprende desde los primeros acordes de guitarra. Melodías pegadizas y mucha garra para un nuevo éxito instantáneo de la formación.