Lauren

  • Algunas son chicas malas, otras tienen pose virginal. Son sexys, en la veintena, con estilos musicales que van desde el pop de autor hasta el rap y cuyas letras y canciones no dejan indiferente a nadie.
  • Cuatro discos. Los debuts de Sky Ferreira, Azealia Banks, Lorde y Chvrches levantan pasiones.

No son iconos adolescentes, desde el primer momento han demostrado talento y buen gusto musical. De hecho, sus estilos, aún sin definir del todo, están más cerca del de una artista de culto que del de una estrella del pop como podría ser Katy Perry. Y sólo una está llamada a ocupar el trono mundial que Lana del Rey consiguió con uno de los mejores álbumes del año pasado.

¿Sky Ferreira, Azealia Baks, Lorde o Lauren Mayberry? Son jóvenes y talentosas (sólo la última supera los 21 años) y ya causan sensación en el mundo de la música. Azealia se acerca al rap, Sky titubea entre el pop y la electrónica, Lorde sorprende con sus canciones intimistas y Mayberry ejecuta con su banda Chvrches las mejores canciones de pop del año, siempre envueltas en tintes electrónicos.

Sky Ferreira ha sido detenida por posesión de estupefacientes, sale en topless en la portada de su debut, es la nueva musa de Yves Saint Lauren y este año estrenará su primer gran papel en el cine en la cinta Green Inferno, una película sobre zombis del director Eli Roth (Hostel). Es la chica de moda. Un torbellino.

Veinte años. Cantante, compositora, modelo y actriz. Sky es la nueva Vanessa Paradis. La joven lolita de pelo rubio oxigenado, aires provocativos y poses de chica mala convierte en oro todo lo que toca. Las principales publicaciones del mundo de la moda se rinden a su look y a su manera de vestir y el mundo musical ha alabado un debut, que venía precedido por tres prometedores EP’s.

La ‘droga’ Lorde es la otra cara de la moneda. Neozelandesa de sólo 16 años, pelo rizado, hipnótica mirada y pose virginal con cara de no haber roto nunca un plato. La artista, que factura canciones de pop intimista con toques electrónicos, decidió entrar en la industria de la música en un otoño saturado de lanzamientos. Y ha salido ganadora.

Fue rescatada por un cazatalentos en una audición escolar cuando tenía 12 años, fichando enseguida por Universal y ha compuesto todos los temas de su álbum de debut. Canta sobre los problemas de hacerse mayor, el desprecio a la fama… Y la crítica especializado la ha aupado como la nueva “esperanza del pop”.

Pure Heroine (Heroína Pura) salió a la venta hace sólo sólo unos meses y ya está cosechando cifras de éxito. El single Royals ha sido número uno en los Estados Unidos por delante de artistas más comerciales como Robin Thicke y Miley Cirus. La cantante se convierte así en la persona más jóven en los últimos 26 años en liderar las listas de éxitos americanas. El récord aún pertenece a un precoz Stevie Wonder, que alcanzó la fama con sólo trece años.

Bajita, pecosa y con el sexo por bandera

Azealia, nacida hace sólo veintiún años en Harlem, el barrio rapero por excelencia de Nueva York, apenas llega al metro cincuenta y cinco, es pecosa, no tiene prejuicios y no duda en cantar sobre sexo. Se dio a conocer hace sólo un par de años subiendo grabaciones caseras a Youtube y acumulando millones de visitas y no parece que su éxito vaya a ser efímero. Su factura de canciones de rap sobre bases electrónicas sin ninguna censura en las letras ha enamorado a la crítica y los medios especializados. 1991 fue uno de los mejores EP’s del año pasado.

Su pasión por la música viene desde lejos. Siempre quiso ser artista, y a través de una beca consiguió entrar y estudiar en la prestigiosa La Guardia High School, donde también estudiaron Liza Minelli, Suzanne Vega o la más reciente Nicki Minaj, con la que se le ha comparado en multitud de ocasiones “Siempre estaba haciendo algo creativo. Como las pecas, el arte siempre ha estado dentro de mí”, explicaba en una entrevista en Pitchfork.

Como precedente. el año pasado, ataviada con un bañador ligero, unos pantalones cortos acharolados, dos bailarinas y acompañada de un Dj, Azealia Banks dio un espectacular concierto en el recinto de El Matadero de Madrid en el Día de la Música. Demostró ser una artista precoz, capaz de recitar a una velocidad endiablada su escaso repertorio. Fue sin duda la estrella del festival.

El pop se casa con la electrónica

Pequeña, culta y de cara angelical. Lauren Mayberry era una de las periodistas más prometedoras del Reino Unido. Hasta que tuvo que decir adiós al periodismo para convertirse junto a dos amigos en la revelación musical inglesa del año. El debut del trio escocés Chvrches es sólido, luminoso, toma los sintetizadores por bandera y posee algunos de los estribillos más pegadizos del año. The Mother We Share, Gun, Recover… perfectas canciones de pop electrónico con el punto justo de comercialidad. Darán que hablar.