– Mama, todavía no estoy vestida.
– Pero tenemos que ir al… ¡Espera! ¿Qué estás haciendo? ¿Grabando un vídeo?
– Sí
– Oh, venga ya Maayan…

¿Adolescentes israelíes enseñando como maquillarse a través de YouTube? Una propuesta que puede resultar tediosa pero acaba convertida en un fascinante retrato de nuestro mundo: el poder de YouTube como canal de comunicación en la sociedad y el papel de una generación de gente joven a la que parece no importarle que su vida no sea privada, si no que esté disponible a través de la red.

Ayelet Albenda lleva años estudiando como ha cambiado nuestra sociedad en Internet. Nacida en Ohio (Estados Unidos), aunque afincada desde que era pequeña en Israel, tiene claro que Internet es el mejor espejo de nuestro tiempo. Su última propuesta es un pequeño documental, True Colors, que analiza el papel de la plataforma de vídeo centrándose en una de las comunidades más numerosas entre las adolescentes de Israel.

– ¿Por qué una plataforma como YouTube? ¿Qué tiene de especial?

Soy una video artista que lleva años trabajando con materiales obtenidos de la plataforma de vídeo de Google. ¿Por qué? Por que es el mejor espejo de nuestra generación. Un lugar donde aprender cualquier tipo de conocimientos, una forma de entretenimiento y además un canal donde puedes llegar a gente de todo el mundo de una manera sencilla.

– Existe una nueva generación de gente joven cuyos ídolos han salido de YouTube, para los que la plataforma de televisión es su canal principal de comunicación, y que ni siquiera se acerca a la televisión…

Una nueva comunidad, un nuevo patio de recreo. Eso sí, el porcentaje de gente que se vuelve viral en YouTube es muy pequeño. La mayoría de la gente en la plataforma permanece anónima. También hay que tener en cuenta, y es muy interesante, que YouTube es una forma de hacer televisión.

– Un competidor más en el mercado televisivo…

Las cadenas de televisión saben lo que está sucediendo pero no tienen ni idea de como imitarlo, de como adaptar ese contenido a sus plataformas. Y es verdad que no es fácil convertir YouTube en algo que puedas usar en televisión.

– Tu documental no sólo explica el fenómeno de YouTube, si no que va más allá.

YouTube es un canal que nos da una mirada del mundo de los adolescentes que no podemos encontrar en ninguna otra parte. Es una oportunidad para ver a gente joven de una manera diferente, que no podrías ver con una cámara de cine normal. La idea me vino después de pasar años investigando como actúa la gente joven en YouTube. Empecé a indagar como los jóvenes se comunicaban entre ellos y acabé sumergida en la comunidad del maquillaje, un grupo enorme en Israel. Y me obsesioné con el tema.

True Colors

– Es curioso como en todo momento has grabado un documental sin usar una cámara de vídeo. Sin filmar. Todo se basa en descargar y editar videos de YouTube.

La investigación que realicé antes de juntar todas las imágenes que elegí vendría a ser el proceso de grabación. Simplemente decidí usar una serie de materiales que tenía delante y me parecían interesantes. Pero el proceso de edición fue muy duro. Y tuve que reunirme con las adolescentes y sus padres en persona. Pero no debido a que estas jóvenes fueran menores de edad o necesitara su consentimiento, como la gente pensaría, por que las jóvenes se encuentran de manera pública en la red. Sus padres sólo tuvieron que firmar por temas de copyright, para cederme el derecho a usar esos vídeos en un documental.

– Hablamos de gente muy joven que en la mayoría de los casos no tiene consciencia de los que está realizando. ¿Están viviendo en otra realidad? ¿Son realmente conscientes de que están publicando sus vidas delante de millones de personas?

Puede que no sean conscientes de lo que están haciendo. Pero no son tan jóvenes, hablamos de chicas que tienen quince, dieciséis años… En muchas ocasiones sólo quieren ser famosas. Cuando me reuní con ellas estaban encantadas de poder forma parte del proyecto.

– Cuando miro doce años atrás me doy cuenta de que todavía era un crio que no tenía nada claro.

Pero no somos la misma clase de personas. Tu no tenías una cámara digital. No tenias la opción de publicar tu vida en la red. Los adolescentes actuales llevas años filmando sus vidas, no se sienten vulnerables en lo que hacen.

– En una de las escenas de tu proyecto podemos escuchar como caen las bombas sobre Israel mientras una chica explica lo orgullosa que está de sus seguidores…

Cuando descubrí esa escena me quedé en shock por que es sencillamente genial. Puede parecer una situación extrema, pero esas son sus vidas. En Israel a veces escuchas las bombas caer y no sabes si reír, llorar o seguir con tu vida por que es una situación que se ha repetido en multitud de ocasiones. No pasa muy a menudo pero…