Sonámbulo

  • La Sonrisa de Julia es uno de los grupos más reputados del panorama nacional.
  • Analizamos el ‘quinto viaje’ en la carrera de la formación.

“Quedan tantos viajes, tanto por recorrer soñando”. El viaje de La  Sonrisa de Julia continua con paso firme. El grupo cántabro vuelve a demostrar que es una de las bandas más sólidas y efectivas de la escena nacional. Lo suyo es pop de calidad con una producción sobresaliente y canciones efectivas que atraen a la primera escucha.

La formación que se sustenta en sus melodías, la particular voz de su vocalista Marcos Casal y uno de los directos más apabullantes que se pueden escuchar en España inaugura su quinto trabajo con la canción que da nombre al disco. Perfecto adelanto de todo lo que el álbum nos depara. Si en El hombre que olvidó su nombre (2010) introducían secciones de viento y tomaban protagonismo las guitarras afiladas, en El viaje del sonámbulo vuelve su apuesta por el pop melódico que siempre les ha caracterizado.

Sólo un tema diferenciador en el disco. Muévelo. “Iba a quedarse fuera al principio, porque es el tema que más se distingue de los demás, el menos sonámbulo”. Una de las mejores canciones nacionales los últimos tiempos. El single que la formación necesita para completar su despegue. Tremendamente pegadizo. ¡A moverlo!

El resto de canciones siguen una tónica clara, no por ello monótona y menos interesante. El juego y los estribillos pegadizos de Déjà Vu, las guitarras crecientes de El error más bello y la melancolía y la calma a la que nos tiene acostumbrados la banda, refrendada esta vez en Nadie lo sabe, entre otros temas, dan lugar a una colección de canciones que distan de ser perfectas (el final del álbum se resiente ligeramente), pero forman uno los discos de pop nacional mejor construidos de los últimos tiempos. 7,5

La Sonrisa de Julia – Muévelo