La-Roux

¿Quién narices es La Roux y por qué levanta pasiones? En una industria musical en constante movimiento cinco años son una eternidad. El tiempo que ha tardado la andrógina Eleanor Jackson, conocida artísticamente como La Roux, en dar continuidad a uno de los debuts más rompedores de la década pasada: una producción impecable, un aire de modernidad y el potencial de canciones como In for the Kill, Quicksand y Bulletproof, claramente influenciadas por la electrónica de los ochenta y bandas de la talla de Depeche Mode le valieron un Grammy y más de un millón de copias vendidas. Palabras mayores.

Parece mentira pero la continuación ya está aquí. La espera, ¿ha merecido la pena? Si en su debut la británica apostaba por la electrónica ochentera, su nuevo álbum, Trouble in Paradise, se deja llevar hacia sonidos menos frios y más cercanos al funk y a la música disco. Y en este caso es un acierto. Adiós Depeche Mode, adiós.

¿Se acuerdan de Get Lucky de los franceses Daft Punk? Con toda seguridad una de las mejores canciones de los últimos tiempos. Un tema que sigue sonando a diario en las emisoras de todo el mundo. Uptight Downtown llega tarde, pero sigue los mismos sonidos. La canción que abre el disco de La Roux, una de las joyas del álbum, es pegadiza, bailable y aún careciendo del nivel del tema de los franceses, hablamos de una de las mejores pistas del año.

¿Cuántos discos tienen simplemente una sola canción que merezca la pena? Algunos incluso ninguna. El problema viene cuando descubrimos que Uptight Downtown no es el mejor tema del álbum. Las preocupaciones de Let Me Down Gently sorprenden desde el inicio con una elegante melodía que explota a mitad de la canción en fuerza e intensidad. Su escucha es obligada. Otras temas de escucha imprescindible: los ritmos veraniegos de Kiss And Not Tell y Sexotheque (‘Money, money, money…’).

Vale. No todo van a ser halagos. Que en un disco corto sobre alguna canción es una mala señal. ¿Sobrar? Hablamos de temas que bajan claramente el nivel del álbum, como la soporífera The Feeling, la última pista, cuyo sonido desentona completamente con el resto del trabajo. 7,5

*Podremos presenciar el directo de la artista el próximo 13 de septiembre en el Festival DCode.