• Empiezan a surgir promotoras y bandas que consideran casi tan importante para un concierto un cartel creativo como un buen sonido.
  • Varios diseñadores españoles reivindican el póster musical como una forma de arte.
"Aún hay muchos carteles de conciertos que consisten sólo en una foto promocional y una información más o menos vistosa, pero en los últimos años se están empezando a ver grandes carteles ilustrados a nivel nacional".

  • Una joven británica voluptuosa figura lidera las listas de ventas de medio mundo con números históricos.
  • ¿Por qué es historia de la música? 21, su segundo álbum, lleva vendidas catorce millones y medio de copias en todo el mundo.
"Los tiempos han cambiado. El fin de los grandes hits. No es rentable gastar millones de dólares en grabar y promocionar un disco de música en un mercado sobrecargado". Seth Godin, uno de los grandes expertos mundiales en maketing, vaticinaba hace poco más de un año el final de la industria musical. Sus apocalípticas declaraciones llegaban a afirmar que los grandes artistas sólo podrían llegar a vender como mucho varios millones de copias de un álbum, lejos de los números que había mantenido la industria desde sus comienzos.