'Sierra está hecha de metal, es un sistema artificial. Se diseñó con simulador, para el odio y para el amor'. Sierra y Canadá no es sólo el título del nuevo álbum de los catalanes Sidonie, una de las formaciones más respetadas de la música española, también es una historia de amor asincrónico entre dos robots. El single de presentación de su séptimo disco. Un relato triste de corte futurista donde el trío reivindica su vuelta a los sintetizadores con los que comenzaron su carrera, frente al pop melódico y guitarrero de sus últimos trabajos.

  • 'Apar' (Espuma en euskera) es el cuarto trabajo de los zarauzanos Delorean.
  • Convertidos en referentes mundiales del pop electrónico, la banda nos descifra su éxito.
¿Una banda de Zarautz llenando salas emblemáticas de medio mundo? Pocas veces un grupo español había tenido tanta repercusión mundial. La formación española que en sus inicios coqueteaba con las guitarras oscuras ha transformado los ingredientes necesarios para construir himnos para la pista de baile en el secreto de su éxito. Y ahora regresan con nuevo trabajo, tres años después de "tocar el cielo" con Subiza."Hacemos pop electrónico. Es una etiqueta muy amplia, que engloba muchas cosas, pero la solemos utilizar bastante", indica el batería de la formación Igor Escudero después de volver de una pequeña gira por los Estados Unidos. "Llevamos tres días con un jet lag del copón".

  • La formación gallega vomita su factura de pop y punk a partes iguales.
  • El tercer álbum del grupo llega tras fuertes sacudidas que retrasaron su publicación.
  • "No creemos que una banda sea mejor por llegar a más gente".
Triángulo de Amor Bizarro suelta en su música toda la rabia que tiene acumulada. Vomita sus letras mal hablantes de tintes reivindicativos mientras factura canciones que acumulan bases de rock, pop y punk a partes iguales junto con afiladas guitarras que llevan el ruido por bandera. No son "una banda fácil de escuchar" ni tampoco pretenden serlo, pero transmiten crudeza, frescura y dan un puñetazo sonoro con sus nuevos temas.Vic­to­ria Mís­tica es el disco pop de los galle­gos. No son una banda de pop. Pero jamás antes habían sonado tan claros. Año Santo (2010) era asfixiante, oscuro, lleno de rabia y llevaba al extremo los estándares de su debut homónimo. Su tercer disco bebe de los dos anteriores pero suaviza la propuesta. Que muchas canciones suenan al primer disco de Los Planetas es innegable. "El sonido no es tan diferente. En los anteriores trabajos había más balances hacia las canciones más agrestes pero en directo todo suena igual de crudo", matiza Rodrigo Caamaño, vocalista y guitarrista de la formación.