Keira

Si tienes una buena banda sonora, tienes una película cautivadora. ¿Quién no recuerda la fantástica cinta irlandesa Once? Una historia de amor rodada en sólo dos semanas con poco presupuesto que maravilló al mundo y acabó ganando el oscar a la mejor canción. I don’t know you. But I want you… (No te conozco. Pero te quiero). El tema Falling Slowly nos sorprendió y conquistó de forma sutil. Un piano. Dos voces que se empastan. Y una historia de amor. el viaje de Glen Hansard y Markéta Irglová en Once no sólo es mágico, sencillo y tiene visos de realidad. Se volvió real.

Su director vuelve a sorprender con la historia de un productor en decadencia que se queda prendado por las canciones de una joven desconocida. Begin Again tiene grandes aciertos y algún que otro defecto, pero nos encontramos ante una película sencilla y emotiva llamada a convertirse en una de las revelaciones del año. ¿Otra cinta de culto?

El actor Mark Ruffalo sorprende cambiando de registro, después de su papel en Los Vengadores. Adam Levine (sí, el cantante de Maroon 5) nos deja claro que tiene una voz espectacular pero, ¿acaso no canta siempre igual? Mejor no hablar de su papel como actor. Simplemente mediocre. Y Keira Knightley vuelve a demostrar su encanto y sencillez delante de la cámara. Es imposible no enamorarse de ella. Y es imposible no enamorarse de su voz.

Nueva incorporación a la lista de actrices que en los últimos años se han convertido en cantantes sin dar pena. La esposa del líder de Coldplay Chris Martin, Gwyneth Paltrow, sorprendió hace cuatro años logrando una nominación en los Globos de Oro por la canción Coming home. La también actriz Zooey Deschanel lleva cuatro discos de éxito junto al músico de folk M. Ward, con el que formó el proyecto She & Him (Merece la pena pararse a escuchar canciones como In the sun). Y Scarlett Johansson decidió seguir el mismo camino después de un debut de jazz algo mediocre sorprendiendo junto al músico Pete Yorn con la mezcla de pop guitarrero y folk del álbum Break Up (2009), una joya.

Ahora descubrimos que Keira Knightley no sólo es una gran actriz, también tiene una voz cálida e intima que sorprende a lo largo de la cinta. La historia de Once se repite. ¿Una nueva nominación al óscar a la mejor canción? Please don’t see just a girl caught up in dreams and fantasies (Por favor, no veas sólo a una chica atrapada en sueños y fantasías). La maravillosa Lost stars, la calidez de la instrumentación y la brillante melodía de Tell me if you wanna go home,la sencillez de Like a fool y los  geniales arreglos de los instrumentos de cuerda de A Step You Can’t Take Back(la primera escena, en la que Mark Ruffalo se imagina en su cabeza cómo sonaría el tema con arreglos, es una pequeña maravilla). Una sucesión de pequeñas canciones en la voz de la actriz británica que se crecen con las escuchas y forman una de las bandas sonoras más interesantes de los últimos tiempos.

Keira Knightley – Tell me if you wanna go home

 

Si te ha gustado:

‘A propósito de Llewyn Davis’ y otras películas recientes sobre músicos que deberías haber visto

Actores que se convierten en músicos sin dar pena